Socialización perros Cachorros y Adultos Bulldogs

La socialización o más específicamente, la FALTA de socialización, es probablemente la causa más importante del comportamiento agresivo en los perros.

La falta de socialización causa respuestas de miedo en cachorros y perros mayores, lo que conduce a la timidez y el comportamiento agresivo.

Socialización en cachorros

Con los cachorros, la socialización es bastante fácil… simplemente intenta llevar a tu cachorro contigo, dondequiera que vayas. A cualquier lugar al que puedas llevarlo… llévalo.

Cómo socializarlo:

Socialización perros Bulldog cachorros y adultos

Preséntalo a todo el mundo. En el parque, en la terraza de una cafeteria si vas a tomar algo, incluso si tu trabajo te lo permite puedes llevarlo contigo también. Asegúrate de que entienda que todas las personas, animales y lugares, son buenos.

Si notas que a alguno de los sitios donde lo llevas, o con alguna persona, animal o situación concreta se pone mas nervioso de lo normal teniendo alguna reacción de temor, intenta llevarlo con más frecuencia para que se vaya acostumbrando, incluso premiándolo siempre que este tranquilo, con el fin de que se vaya acostumbrado a todo.

Con quién socializarlo:

A los siete meses, tu cachorro de raza gigante bien puede pesar treinta kilos o más. ¿Lo socializas con cachorros de la misma edad o con perros adultos con un peso y tamaño parecido?

Lo importante es la edad y no el tamaño.

Si tu cachorro pesa treinta kilos y tu decides socializarlo con perros adultos debido a esto, el grupo puede condenarlo al ostracismo, basándose en la inmadurez y no en el tamaño.

Bulldog frances jugando con otros perros en el parque para socializar

Los perros no tienen concepto de diferencias de raza. Esos perros adultos de treinta kilos pueden mirar a tu cachorro de 30 kilos y considerarlo socialmente inaceptable.

No le enseñarán las reglas que rigen a los perros, será excluido del grupo o manada, o incluso atacado repetidamente por los demás, lo que puede llevar al miedo y la agresión hacia otros perros.

Es mejor que socialice con perros de la misma edad. Esto no quiere decir que no pueda juntarse con adultos, por el contrario también es buena la socialización con perros adultos, pero con control.

Socialización en adultos

Manada de BulldogsSi hablamos de un perro adulto la socialización con personas, entornos y animales desconocidos es un proceso más largo que tratándose de un cachorro. No es imposible, pero requiere paciencia.

Su instinto innato natural es temer a las cosas nuevas, en la naturaleza, las cosas nuevas pueden ser peligrosas. Tienes que enseñarle a confiar en ti.

Puntos a tener en cuenta

Hay varias cosas a tener en cuenta cuando la socialización que tenemos que llevar a cabo es de un perro adulto:

  • Trata de tener en cuenta cómo te sentirías tu . Usa el sentido común. No permitas que se sienta abrumado.
  • Observa su lenguaje corporal, esto te dirá todo. Si se acerca a extraños con la cabeza ligeramente hacia abajo, con la cola moviéndose, esto es bueno, esta sumiso, pero feliz.
  • No permitas que la gente le dé palmaditas en la cabeza, pues es un gesto agresivo para él. Mejor pídeles que pongan su mano para que la pueda olfatear y luego que froten el área del pecho, un lugar natural para calmar a todos los perros.

Llevar golosinas especiales (reservar las que más le gustan para usar cuando se encuentre con extraños) realmente acelerará el proceso.

Premiar al Bulldog con gosolinas

Si no se acerca a la gente, no invadas su «zona de seguridad», permítele acercarse a su manera, a su propio tiempo. Las golosinas ayudarán.

Recompénsale por el comportamiento apropiado, llamamos comportamiento apropiado cuando ha mostrado sólo interés, sin ladridos ni gruñidos. Si el perro ladra (no de una manera amistosa) o gruñe, es posible que lo hayas forzado a sobrepasar su límite.

Los gruñidos

No es bueno que tu perro gruña a un humano. En situaciones en las que el perro tiene miedo, puede ser normal que reaccione así.

Si encuentras a una persona a la que tu perro gruñe, la mejor manera de manejar la situación es enseñarle que este ser humano significa cosas buenas para él, mediante darle golosinas, elogios o caricias estando junto a esta persona.

Paseando a dos bulldogs para una buena socialización

Haz que el perro tenga encuentros «casuales». Prepara al «desconocido» con anticipación. Pídeles que lleven trozos de perrito caliente o algo que le guste mucho a tu perro.

Que mantengan una distancia que sea adecuada para  que el perro se sienta cómodo (si esto lo haces en un paseo con varios extraños puede ser un buen ejercicio).

Mientras le hablas al perro en un tono normal, haz que el extraño le lance las golosinas al perro, con el perro en posición sentada. Con el tiempo, la distancia puede ser menor, permite que el perro determine cuán cerca es «lo suficientemente cerca». Nunca invadas su zona de seguridad, o estarás perdiendo la confianza de tu perro.

El propósito de todo esto, es enseñar al perro que la gente extraña significa buenas cosas para él.

Sistema de refuerzo

Este sistema de refuerzo para el comportamiento apropiado puede ser usado para la socialización del perro en cualquier situación de miedo, perros o lugares extraños, ser aseado, ir al veterinario, cualquier cosa.

Siempre lleva contigo golosinas, porque cada situación es una oportunidad para aprender.

Manten la zona de seguridad intacta, no olvides tener paciencia, y recuerda: él aprenderá.

Cómo has podido observar la falta de socialización en perros bulldog como en cualquier otra raza es clave para un buen equilibrio del bulldog y para una óptima convivencia. ¡Démosle la importancia que tiene! Más información aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *